En el departamento de asistencia técnica de Util-Air Sur estamos seguros de que alguna vez te ha surgido esta pregunta. Pues bien, en este post vamos a tratar de responder a esta y otras preguntas que puedas tener.

Llegado el momento de realizar una instalación de aire comprimido, hay que elegir con que material se va a trabajar. En el mercado existen diferentes opciones, y de entre todas ellas, debemos encontrar la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

¿Qué utilizar?

Mangueras de todo tipo, cobre, acero galvanizado, acero inoxidable, aluminio; seguro que nos dejamos algún tipo de conducción de aire comprimido…

La manguera flexible puede que sea una buena opción para los puntos de uso. Siempre que sean distancias cortas, aporta versatilidad y es fácil de instalar y económica. Sin embargo, resulta muy frágil y susceptible de fugas y roturas en distancias largas, sobre todo cuando se coloca en alturas fácilmente alcanzables.

El cobre es un material que se ha utilizado muy a menudo debido a su disponibilidad y durabilidad, siempre que se instale bien, pues requiere de soldadura y uniones fijas. La desventaja del cobre es su sensibilidad a los cambios térmicos, y que no es fácilmente modificable.

El acero negro y el galvanizado son materiales baratos y fáciles de encontrar. Pero en este caso, debemos hacer caso al dicho popular “lo barato sale caro”. Se trata de un material que se corroe con facilidad, por lo que la cantidad de impurezas del aire aumentara con el paso del tiempo, pudiendo generar graves problemas en nuestros puntos de uso, por la contaminación del aire. Es muy sensible a la humedad y su instalación no es sencilla.

Las desventajas del acero negro y del galvanizado las podemos eliminar utilizando acero inoxidable, que no se corroe. Sin embargo, se trata de un material caro, y que igualmente requiere de una instalación compleja, de lo contrario las fugas serán las reinas de tu instalación.

Nos queda la tubería de aluminio….

Las instalaciones con tubería de aluminio llevan relativamente poco tiempo entre nosotros, pero llegaron y convencieron. ¿Por qué?

  • Existe en Ø16mm a Ø170mm y con caudales de aire desde menos de 100l/m hasta más de 100.000l/m y presiones de hasta 16bar.
  • No genera corrosión.
  • No le afectan los cambios de temperatura.
  • Llega fácilmente a puntos de servicio.
  • Se instala más rápido que otras tuberías.
  • No requiere especialización en la instalación.
  • Las uniones no permanentes facilitan el montaje y desmontaje.
  • No requiere herramientas especiales.
  • Podemos unir la nueva tubería con instalaciones preexistentes.
  • Fácil de modificar.

En Util-Air sur trabajamos con fabricantes líderes de equipos de aire comprimido y de tratamiento del mismo, Ingersoll-rand y Parker Transair, lo que unido a la experiencia de nuestro servicio técnico, hace que podamos ofrecerle toda clase de soluciones y proyectos en instalaciones de aire comprimido.

Podemos llevar a cabo redes de aire comprimido de manera rápida, segura y al precio más competitivo. Desde instalaciones sencillas de pocos metros, hasta proyectos llave en mano, puedes contactar con nosotros para que podamos determinar juntos las necesidades y trabajar junto a ti en mejorar la productividad de la red de aire comprimido.

¿Dudas? Ya sabes, contacta con tu comercial habitual, llamando al 953600181 o a través del correo sat@utilairsur.com